¿Quiénes Somos? - Colegio Fundación Caldeiro

Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Quiénes Somos?

CARÁCTER PROPIO
La provincia “Luis Amigó” de los Terciarios Capuchinos – religiosos amigonianos - es una entidad religiosa-católica reconocida oficialmente como ente jurídico a todos los efectos legales y, como tal, tiene derecho a fundar y ser titulares de Centros Educativos según la legalidad vigente.
El presente documento define las líneas generales básicas del “Carácter Propio” de todos los Centros Educativos de los que es titular.
Con ello pretendemos:
a) Ayudar a los padres a elegir el tipo de educación que deseen para sus hijos.
b) Facilitar la integración libre y responsable de cuantos participan en la vida de nuestros centros.
c) Asegurar una continuidad en la línea educativa elegida, de modo que haya una garantía de permanencia mínima.

IDENTIDAD
Nuestra Congregación participa de la misión de la Iglesia a través de su acción en el campo de la educación cristiana de la juventud, según la inspiración pedagógica del P. Luis Amigó.
Educamos
a) Colaborando en el proceso de maduración del hombre libre y responsable.
b) Ayudando al alumno en la adquisición de un núcleo de convicciones, conocimientos y valores que permitan la formación de unos criterios personales
Educamos cristianamente
a) Buscando una formación integral iluminada por la luz del Evangelio.
b) Impulsando a toda la Comunidad Educativa hacia un clima de animación cristiana y de compromiso ante la sociedad.

OBJETIVOS
Nuestros Centros tienden, como objetivo fundamental, a lograr una educación integral, es decir, al desarrollo armónico, libre y creativo, teniendo en cuenta estos aspectos:

Personal
El alumno ha de :

a) Buscar la educación integral de su persona.
b) Desarrollar las capacidades, actitudes, destrezas, hábitos.
c) Educarse en libertad y responsabilidad de modo que sea capaz de tomar sí mismo opciones coherentes.
d) Conseguir un espíritu crítico y creador que le permita actuar rectamente y asumir su dignidad y su destino.

Social
El alumno debe buscar :

a) Su inserción en la comunidad a través de su apertura, diálogo, trabajo y esfuerzo, convivencia y amistad.
b) El conocimiento y orientación de los valores del mundo en que vive.
c) La integración progresiva y participación plena y responsable en las estructuras y dinamismo de su entorno.
d) La capacitación responsable para ofrecer su aportación futura a la sociedad.
e) El compromiso de construir la fraternidad humana, basada en la dignidad humana, la justicia y la paz.

Trascendente
La dimensión trascendente de la persona culmina y planifica la educación integral del hombre. Y así el Centro debe.

a) Crear un clima de auténtica vida cristiana, como ámbito propicio para una opción personal y libre de la fe y maduración de la misma.
b) Integrar progresivamente, a quienes hayan optado por la fe, en la comunidad adulta de creyentes.
c) Iniciar en el compromiso cristiano en y desde la comunidad cristiana, de la que deben formar parte principal, a los padres de los alumnos.
d) Anunciar explícitamente la doctrina evangélica tal como es transmitida por la Iglesia Católica.

PRESUPUESTOS
Los centros de los Terciarios Capuchinos proyectan su labor educativa a la luz de:

a) Los principios del Evangelio.
b) La orientación de la iglesia
c) La identidad y la misión de la Congregación.
d) La legislación vigente.

Apoyan, por tanto, la realización de la persona en la sociedad en que vive reconociendo:

a) El derecho de todos los hombres al bien de la educación, en justicia y libertad (Const. Española, 27. 1).
b) El derecho de los padres a elegir el tipo de educación más conveniente para sus hijos (Dec. Univ. de los Der. del H. 26.3).
c) El deber del Estado de garantizar subsidiariamente la acción educativa en un marco de libertad y respeto a la persona (Grav. Educ. 3 y 6).
d) La educación de los hijos es deber primordial de los padres, siendo ellos primeros y principales responsables (Grav. Educ. 3).
e) La Iglesia tiene el derecho de ofrecer una opción cristiana de educación para las familias que lo deseen, en igualdad de condiciones (Gra. Educ. 8).
f) La atención muy especial que requiere aquellos que muestran marginación de cualquier tipo y necesidades especiales en lo social, familiar, escolar, y con los acogidos a sus internados, sin menoscabo de igualdad de todos los alumnos, y de su no discriminación (Const. T.C., 32 y 60).


METODOLOGÍA
El Centro seguirá:

a) Una educación individualizada, acomodándose a las características del alumno, a sus posibilidades y logros educativos.
b) Una educación personalizada, ajuntándose a las peculiaridades y condiciones biopsicológicas del alumno.
c) Una pedagogía activa, que fomente la iniciativa, la creatividad y la búsqueda personal de las verdades y certezas, desarrollando métodos participativos.


CONCEPTO DE EDUCACIÓN
Entendemos por EDUCACIÓN el proceso sistemático de desarrollo integral de la persona que la capacita para integrarse como miembro activo de la sociedad dentro de una concepción cristiana de la vida.

LO PECULIAR Y LO ESPECÍFICO

Educamos cristianamente en la Pedagogía Amigoniana:

a) Acogiendo a todos, con preferencia a los más necesitados es decir a aquellos niños y jóvenes que, por diversas circunstancias han sido menos afortunados en la vida y que por ello, se encuentran en una situación de mayor y más urgente necesidad.
b) En sencillez y persuasión. El proceso educativo se realiza en clima y ambiente agradable, abierto y familiar, teniendo siempre en cuenta la evolución de las ciencias psicopedagógicas.
c) En actitud de servicio, con una presencia educativa constante, afectuosa y asequible, con la actitud de Buen Pastor.
d) Y, en definitiva, en la pedagogía del amor

COMUNIDAD EDUCATIVA
La obra educativa es tarea común y exige relaciones de mucha confianza, diálogo y participación.

La responsabilidad de la comunidad educativa ha de ser comprometida, que mire al bien de todos y se traduzca en una participación activa y debidamente ordenada en todos los órganos de gobierno establecidos y en toda la actividad del Centro.

La comunidad educativa implica una integración de los estamentos que la
componen:

Alumnos
Los alumnos activos y protagonistas de la educación.
a) Participan personal y responsablemente en su propia educación según las líneas trazadas por este documento de Carácter Propio.
b) Colaboran en la eficacia de los medios educativos que la familia, el Centro y la sociedad ponen a su disposición.
c) Pueden integrarse en la Asociación de Alumnos o en otros grupos de carácter religioso, cultural o deportivo que facilitan su participación en la vida del Centro.

Padres
Los padres tienen derecho y el deber de ser los primeros responsables en la educación de sus hijos.
a) Al escoger libremente el Centro educativo, los padres aceptan el tipo de educación que allí se imparte.
b) Participan y colaboran responsablemente en el quehacer educativo del mismo.
c) Han de crear un ambiente familiar que secunde la obra educativa del Centro.
d) Es muy positivo que se integren en una Asociación del Padres de carácter católico que canalice y facilite su participación y colaboración con el Centro.

Educadores
Los educadores con la preparación constantemente renovada y el testimonio cristiano de su vida:

a) Están al servicio de los alumnos. Su presencia en medio de ellos es siempre activa y estimulante, comprensiva y exigente.
b) Respetan y asumen el proyecto educativo del Centro, como un deber inherente al desempeño de la función docente dentro de los límites de las normas establecidas.
c) Potenciar el dinamismo de toda la comunidad educativa.


Los demás colaboradores del Centro, desde sus respectivos niveles y funciones.

a) Ayudan eficazmente el la tarea educativa.
b) Sintonizan con el espíritu del Centro.

Los Terciarios Capuchinos como entidad titular del Centro.

a) Dirigen el Centro y definen los principios que configuran el tipo de educación.
b) Promueven y sustentan la constante vitalidad de la comunidad educativa y garantizan la fidelidad de los principios que informan este carácter propio.
c) Serán lazo de conexión con otros estamentos de la comunidad educativa.
d) Proporcionan a los padres la ayuda necesaria para que puedan realizar la tarea de educadores fundamentales en la familia.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal